LOS TRES MODELOS Y EL PLEBISCITO REFRENDATORIO DE LOS ACUERDOS DE PAZ DE LA HABANA


 

Una vez proferido el fallo de la Corte Constitucional sobre el Plebiscito refrendatorio de los acuerdos de paz de la Habana, que despeja el camino hacia la anhelada paz en Colombia, han quedado claros los tres modelos políticos que se debatirán sobre el futuro de la sociedad colombiana.

 1-El Primero, el modeloneoliberal financiero implementado hasta hoy por la clase dominante trasancionalizada; iniciado en el gobierno liberal-conservador de López Michelsen y del pájaro Cornelio Reyes, ycontinuado sin grandes variaciones por los demás gobiernos oligárquicos trasnacionales y de coalición bipartidista que le sucedieron, en especial los de Cesar Gaviria, Samper, Pastrana, Uribe Vélez y Santos, el que finalmente después del fiasco del “octenio del Estado de Opinión” de Uribe Vélez, y de acuerdo a los intereses geo estratégicos de los EEUU, bajo el liderazgo del actual presidente JM Santos optó por una solución más realista y civilizada de la guerra contrainsurgente de 60 años de evolución y profundización, llamado a la Insurgencia de las Farc-Ep a finalizar la confrontación armada mediante un acuerdo de paz en la Habana, el que se encuentra en la etapa de elaboración final.

Hoy, desde el gobierno, este modelo aparece llamando al Pueblo colombiano a Votar por el Si en el Plebiscito aprobado por la Corte Constitucional como mecanismo refrendatorio de los acuerdos de la Habana, bajo la dirección del mascarón neo liberal de Cesar Gaviria.

2- El Segundo modelo ya plenamente deslindado como una fracción “disidente” de la clase dominante neoliberal, vinculada con los negocios trasnacionales derivados de la tradicional apropiación violenta y de facto de la renta de la Tierra, liderada por Uribe Vélez y el procurador Ordoñez y que no está de acuerdo con finalizar la larga guerra contrainsurgente y de despojo traída, sino más bien en profundizarla y enconarla aún más con el objetivo criminal de seguir lucrándose económica y políticamente de ella; insiste de manera enfermiza en oponerse irracionalmente a cualquier acuerdo del Estado con las Insurgencias guerrilleras con la fantasía ficciosa de un triunfo militar muy cercano. Hoy aparece plenamente con sus gamonales tradicionales Uribe Vélez-Ordoñez, empeñados en votar por el NO en el Plebiscito en mención, basando toda su estrategia política en los tres principios básicos diseñados por el jerarca nazi Göbbels, de odio, exterminio y miedo a sus enemigos del Pueblo trabajador, repitiendo mil veces esta mentira en los medios de comunicación que controla, hasta volverla una verdad incuestionable: Odio a los comunistas. Exterminio de los comunistas y miedo a los comunistas.

3- Pero también hay un tercer modelo, encarnado por la movilización social y popular que lucha por una paz con justicia social, democracia y soberanía para la Colombia del futuro y que los medios de comunicación adictos al régimen han definido como de “izquierda”; que en este momento coyuntural coincide con el Presidente JM Santos en votar por el SI  a la paz en el Plebiscito refrendatorio de los acuerdos de la Habana .

Un amplio debate político se aproxima, pero detrás de él están también las consideraciones de tipo ideológico y económico que caracteriza cada uno de estos modelos y sus repercusiones en la vida futura y en paz de los colombianos.

Es claro que la movilización social y popular siguiendo su tradición de años de lucha, no va a caer en una campaña netamente de elecciones como seguramente lo planteará el liberal Cesar Gaviria. Se votará masivamente por el SI a la paz en el Plebiscitó convocado, pero sin dejar de lado la denuncia al neoliberalismo trasnacional depredador y aclarándole a las masas las diferencias de cada uno de estos modelos, así como las del fututo. La necesidad de la organización social y popular amplia y unitaria para continuar la movilización general por una paz democrática en la Colombia soberana.

Ahora bien, esta campaña por el Plebiscito por la paz no es cualquier campaña electoral de las que se venían realizando en Colombia. Es un quiebre en las concepciones amañadas, corruptas y violentas tradicionales. Por lo tanto, es indispensable pedir al gobierno de JM Santos que, es necesaria una institución electoral trasparente y neutral que de plenas garantías a todos los colombianos, de que su voto por el SI a la paz no será trastocado. Y además, que la ONU, Unasur, CELAC y demás organizaciones de la Comunidad Internacional, deberán estar presentes en todo el territorio nacional, ayudando a la vigilancia y al éxito de ese trascendental evento electoral para los colombianos.

Así mismo, exigirle al Ministro de Defensa que el lugar de estar empeñado en demostrar lo indemostrable, es decir que la ESMAD no mató al joven de Duitama en el Paro Camionero, como lo demostró Medicina Legal; desde ya debe estar GARANTIZANDO que los Poderes de Facto regionales y locales, controlados por el modelo del NO a la paz, no van a hacer proselitismo armado el día del Plebiscito. Que este se realizará pacíficamente. Que no van a alterar los resultados y, que no va a haber odio, exterminio, ni terror, contra el Pueblo trabajador aquel día de movilización social y popular generalizada por la paz de Colombia.


Be the first to comment on "LOS TRES MODELOS Y EL PLEBISCITO REFRENDATORIO DE LOS ACUERDOS DE PAZ DE LA HABANA"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*